Que dice la Biblia

Guatemala se encuentra ante un evento crucial en la vida política y democrática del país, las Elecciones Generales 2012-2015,las cuales representan una decisión trascendental para el rumbo de la nación. En este contexto, Sociedad Bíblica de Guatemala, ha preparado la porción bíblica “Un Gobierno como Dios manda” como parte del proyecto del mismo nombre, en donde se tiene el objetivo de dar un aporte cívico a la sociedad y en especial, a aquellos que reconocen a la Biblia como la Palabra de Dios.

Esta publicación forma parte de un proyecto que se produce cada cuatro años con motivo de las Elecciones Generales, el cual se inició desde el 2003, con la distribución gratuita de la primera edición de esta porción bíblica; actualmente, presentamos la tercera edición. Creemos que este mensaje se hace relevante en momentos históricos en la vida de los ciudadanos y por consecuencia, en la vida de la nación.

La época de elecciones es un período marcado por una intensa actividad proselitista, en donde los ciudadanos están expuestos a una gran carga de propaganda política partidaria, por lo que es necesario analizar a quién le confiarán su voto.

Ante un ambiente en donde el país enfrenta una crisis de principios en las distintas esferas de la sociedad, la Palabra de Dios invita a todas las personas a regresar a sus páginas y encontrar allí los principios de sabiduría que propicien una transformación, empezando por tomar en cuenta a Dios y sus palabras en las decisiones diarias y en la vida personal. Esto traerá consigo una promesa divina: “la gente entonces reconocerá y no podrán menos que decir: ¡Qué sabia y entendida es esta gran nación!” (Dt. 4.6).

El nombre de este proyecto “Un Gobierno como Dios manda”, surge de la expresión popular de hacer las cosas así: “como Dios manda”. Esta expresión, utilizada por muchos, enfatiza el hacer las cosas bien desde el principio, respetando la ley y actuando con honestidad. En resumen, es el hecho de hacer las cosas bien, con dedicación, con honradez e integridad, resaltando que no sólo es el deseo, si no el compromiso de hacer las cosas de esta forma.

Sociedad Bíblica de Guatemala, está comprometida con la transformación del país, reconociendo que la Palabra de Dios puede cambiar vidas cuando las personas se exponen a esta por medio de la lectura, el estudio y la vivencia de su mensaje. Y como parte de su misión, trabaja en difundir y propiciar la interacción de las personas con el mensaje de la Biblia.

Siendo conscientes de la importancia de la participación cívica de los guatemaltecos en la vida política del país, ejerciendo sus derechos y obligaciones como lo expone la Constitución Política de la República, exhortamos a nuestros lectores a que asuman su responsabilidad ciudadana con el futuro y la historia de Guatemala, por medio de una decisión responsable, sabia y basada en una profunda reflexión para saber elegir a los futuros gobernantes de la nación,tomando en cuenta los principios bíblicos.

La Biblia es reconocida a través de los tiempos, como una fuente de sabiduría para todo aquel que busca dentro de su mensaje, el consejo para las decisiones de vida en momentos de trascendencia y aún para la cotidianidad. Debemos aceptar que se necesita la sabiduría para poder gobernar, tanto como para vivir y lograr nuestro bienestar y el de quienes nos rodean. Son las sabias decisiones de los gobernantes y de los gobernados, las que pueden engrandecer una nación. Reconocemos que el principio de la sabiduría está en el temor de Dios (Prov. 1:7); y que el final de todo discurso es: Teme a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es el todo del hombre. (Ecl. 12:13).

Esta porción contiene una selección de textos bíblicos en donde se comparten los principios para gobernar una nación. Su texto desafía a los lectores a evaluar a los aspirantes a la Elección Popular desde la perspectiva bíblica; y al mismo tiempo, invita a los candidatos a encontrar en el texto la esencia del servicio y del ejercicio de “Un Gobierno como Dios manda”. Recordemos las palabras de la Segunda Epístola a Timoteo en el capítulo 3 y verso 16: “Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien.”

Lic. Saúl Sosa
Secretario General
Sociedad Bíblica de Guatemala

Extracto tomado de la Constitución Política de la República de Guatemala.

INVOCANDO EL NOMBRE DE DIOS

Nosotros, los representantes del pueblo de Guatemala, electos libre y democráticamente, reunidos en Asamblea Nacional Constituyente, con el fin de organizar jurídica y políticamente al Estado; afirmando la primacía de la persona humana como sujeto y fin del orden social; reconociendo a la familia como génesis primario y fundamental de los valores espirituales y morales de la sociedad y, al Estado, como responsable de la promoción del bien común, de la consolidación del régimen de legalidad, seguridad, justicia, igualdad, libertad y paz; inspirados en los ideales de nuestros antepasados y recogiendo nuestras tradiciones y herencia cultural; decididos a impulsar la plena vigencia de los Derechos Humanos dentro de un orden institucional estable, permanente y popular, donde gobernados y gobernantes procedan con absoluto apego al Derecho.

SOLEMNEMENTE DECRETAMOS, SANCIONAMOS Y PROMULGAMOS
LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA.